Capítulo I – Seis

6 noviembre 2007

El tren marchaba raudo. Cloud estaba ensimismado viendo la placa superior acercarse. De pronto, Tifa le dio un codazo y le devolvió al tren.

-¿Quieres echar un vistazo al mapa de red ferroviaria?
-Sinceramente, no.
-Ya veo… – A Tifa no le gustaban los modales de Cloud, pero en el fondo sabía que detrás de aquel comportamiento egoísta y rudo se encontraba una gran persona. Sólo era cuestión de tiempo que esa persona aflorara y deshiciera la capa de hielo que le recubría.

La alarma sonó. Las tarjetas en las que Jesse había invertido tanto tiempo habían fallado. Sin duda acababan de disparar la alarma de que miembros de Avalancha se encontraban en aquel vagón. Por suerte, nadie sabía quién eran. Iban solos en el último vagón.

Barret hizo señas a los demás que parecieron comprender al instante. Cloud estaba algo perdido. El líder de Avalancha abrió la puerta del vagón en marcha.

-Vamos, ¡no te quedes ahí parado!
-¿Tenemos que saltar?
-¿A ti qué te parece? Nos han pillado.

Cloud adoptó aquella pose típica en él cuando va a demostrar su superioridad.

-En qué clase de banda me he metido… – dicho esto saltó sin pensárselo dos veces.

Barret rodeó a Tifa con sus anchos brazos y se lanzó al vacío. Cuando se levantaron vieron a Cloud avanzar hacia ellos a paso lento, tranquilo. Se plantó delante y se peinó el flequillo.

-¿Cuál es la siguiente fase de tu gran plan?
-grrr… óyeme novato, no te atrevas a cuestionar la efectividad de mis estrategias. Llevo mucho tiempo a la cabeza de esto, sé afrontar situaciones adversas.
-Más te vale.

El ambiente se caldeaba.

-Está bien, está bien. Basta chicos. Debemos encontrar una forma de llegar al reactor. Biggs, Wedge y Jesse se han quedado en el tren. Nos harán de señuelo. Tenemos algo de tiempo para poder infiltrarnos.
-Supongo que estáis preparados para el comité de bienvenida que nos espera en el reactor – apuntó Cloud que sabía que Shin Ra no habría tardado en atestar sus reactores de guardias y robots.
-¡Por supuesto! ¿Crees que somos estúpidos? – Barret miraba alrededor intentando encontrar una solución.
-Bien, Shin Ra siempre tiene una salida de emergencia antes de cada control, para el acceso de los técnicos en caso de que se averíe. Debemos ir hasta el control más cercano y buscar – una vez más la información que poseía Cloud acerca de Shin Ra parecía ser la única salida.

Caminaron largo rato en silencio. Llegaron a un lugar donde unas bandas verdosas atravesaban el túnel. Eran los escáners de Shin Ra. Cuando el tren pasaba a través de ellos registraban la tarjeta de identidad de cada uno de los pasajeros. El control de Shin Ra se hacía patente en cada rincón de aquella ciudad.

-Aquí está – Cloud levantó una pequeña placa y había un pasadizo estrecho que bajaba – debemos acercarnos lo máximo posible al reactor.

Avanzaban por aquel laberinto de conductos. De pronto, Cloud se detuvo. Parecía desconcertado, tenía la mirada perdida.

-¿Ocurre algo? – le preguntó Tifa.
-Creo que podríamos entrar directamente al reactor si derribáramos esta pared.
-¿Cómo demonios lo sabes? ¿A caso te sabes todos los planos de toda Midgar? – Barret desconfiaba de aquella proposición
-No. Ahí, cerca, hay makko. Puedo sentirlo. Estoy seguro de que es el reactor.
-Está bien, lo intentaremos – Tifa tenía plena confianza en el instinto de Cloud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: