Capítulo IX – Dos

8 noviembre 2007

Llevaban varios días de marcha sin incidencias. Se estaban acostumbrando a aquellos parajes soleados y naturales, repletos de animales hermosos y de todo tipo de vegetación. Algunos se preguntaban por qué vivían en Midgar existiendo lugares tan acogedores en el mundo.
Cloud había pasado gran parte del tiempo con Aerith. En realidad era ella quien se había pegado a él todo el tiempo. No paraba de hablar de cosas banales como el vuelo de unos pájaros, el color de la hierba, las formas de las nubes o del ruido que hacía su vestido al ondear con el viento. A Cloud le parecía entretenido. Le gustaba no tener que hablar mucho, ya que lo de Aerith eran auténticos monólogos.

– ¿Qué es eso?

Podían ver una casa.

– Es la casa de Choco Bill – respondió Cloud – Un viejo cuidador de chocobos. Espero que podamos tomar algunos prestados.
– ¡Chocobos! Me encantan – dijo Aerith entusiasmada.

Llegaron a casa de Choco Bill. Al lado había una verja que contenía varios chocobos. Al fondo podían ver un gran establo con un chocobo dibujado. Los chocobos hablaban entre ellos con unos sonidos agudos que eran agradables a los oídos. Eran unas aves enormes de plumas amarillas. Tenían un pico grande y corto, como el de los loros. Sus patas eran fuertes y sus ojos curiosos. Parecían entender lo que hablaban.

– Esperad aquí.

Cloud entró en la casa y allí encontró a Choco Bill. Iba vestido con una camisa a cuadros y unos tejanos cortos. Fumaba en pipa y le faltaban varios dientes. En la felicidad de su cara podía verse que vivía ajeno a los problemas del planeta o de Midgar.
Miró a Cloud largo rato y entonces reaccionó.

– ¡Pero si es Bloug! ¿Qué tal muchacho? – dejó ver sus ojos verdes.
– Todo bien.
– Claro, claro. Como siempre – Choco Bill cambió su expresión – Oye, Moud, ¿todavía andas con esos Shin Ra?
– No, ya no. Les abandoné.
– ¡Bien hecho! Desde la primera vez que te vi montar en un chocobo me dije: “este chico tiene talento, no sé qué hace con los Shin Ra”. ¿A qué te dedicas ahora, Louk?
– A nada específico. En realidad me buscan los Shin Ra, necesito algunos chocobos para atravesar la ciénaga – Cloud decidió ir al grano.
– ¿La ciénaga? ¿Te has vuelto loco? La zolom acabará contigo.
– No si voy en un chocobo que sea lo suficientemente veloz.
– Ya veo… Así que has sido un chico malo con Shin Ra, eso te honra. Ve a ver a mi hijo. Está en el establo, yo ya no me ocupo de la granja, Gloud, estoy mayor.
– Gracias, te debo una.
– Sólo prométeme que volverás vivo de la ciénaga.

Cloud salió y les hizo un gesto para que le acompañaran al establo. Dentro hacía una peste insoportable a excremento de chocobo, lo cual era extraño viendo que no había ningún chocobo en su cuadra. Un chico con sombrero de paja que mascaba una pequeña rama se les acercó. Iba vestido igual que Choco Bill.

– ¿Qué desean?
– Soy Cloud, tu padre me ha dicho que te pidiera a ti los chocobos.
– ¡Cloud! Así que tú eres Cloud. Encantado – le estrechó la mano – Lo siento mucho pero no me quedan chocobos. Los que tengo fuera están reservados.
– Realmente los necesito.
– Ya, claro… – Choco Billy se cruzó de brazos y miraba las paredes como su buscara una solución escrita en alguna parte – ¿Sabes cazarlos?
– Eh… – Cloud dudaba. Una vez cazó uno, aunque Sephiroth le ayudó en gran parte de la faena – Una vez cacé uno.
– Puedo dejarte mi Materia Atrae-Chocobo. Detrás de la colina suelen haber manadas. Espera un momento.

Choco Billy desapareció un momento. Parecía rebuscar en alguna parte. Cuando volvió iba cargado con un montón de verduras.

– Estas verduras son las preferidas de los chocobos. Usadlas como cebo. Los chocobos son orgullosos, no se dejan montar por cualquiera. Debéis subir sin dudar y una vez arriba demostrar que no sois criaturas débiles, sinó que sois dignos de montar en él. ¿Entendido? Es todo lo que puedo hacer por vosotros.
– Gracias, has sido de gran ayuda.
– ¡Suerte!

Anuncios

2 comentarios to “Capítulo IX – Dos”

  1. Kuraudo said

    En donde dice:

    “Soy Cloud, mi padre me ha dicho que te pidiera a ti los chocobos.”

    Es el padre de Choco Billy, no de Cloud =P

    Como siempre, errores casi invisibles ^^¡

    Algo es algo no? Me gusta ayudar hehehe

    =D

  2. tuseeketh said

    Kuraudo,

    muchas gracias, me estás haciendo un gran favor detectando estos pequeños errores. No te cortes lo más mínimo para corregirme todo lo que creas que está mal.

    ¡Saludos a México!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: