Capítulo IV – Dos

7 noviembre 2007

Subían a toda prisa por las escaleras. Era más difícil de lo normal, pues tenían que esquivar constantemente cadáveres de soldados y rebeldes. Miraron hacia arriba y vieron que Barret estaba llegando a la parte más alta. Usaba la columna como escudo contra las balas Shin Ra. Cloud corría demasiado para Tifa.

– ¡Cloud! No sufras por mí, ve a ayudar a Barret. Yo iré detrás.

Cloud asintió. Sin tener que ajustar su paso al de Tifa podía subir mucho más rápido. Decenas de peldaños quedaban tras él, pero la parte más alta no parecía llegar nunca. De repente topó con un cadáver que le era familiar.
“Biggs…”. Biggs estaba en la barandilla con un tiro en el pecho. Cloud lo cogió y lo sentó en el suelo. Biggs tosió. Estaba vivo.

– Cl.. Cloud… – una sonrisa se le dibujó en el rostro – Por fin… ahora… ahora sí que pode… podemos ven…cerles.
– Escúchame, Biggs, Tifa sube detrás de mí. Ella tiene pociones. No te rindas.
– Es… demasiado tarde, Cloud – Biggs le puso su mano en la nuca – Al… final sí que… vas a luchar por… el planeta. S… sabía que no eras… tan malo.

Dicho esto le hizo a Cloud una señal para que fuera a ayudar a Barret. Cloud subió a toda prisa. Ya estaba cerca. No podía divisar a Jesse. Sólo quedaba Barret que resistía estoicamente. Tenía varios tiros, y aun así el líder de Avalancha seguía luchando. Era digno de admirar.
“¿Nuestros ideales nos hacen fuertes?”. “Yo no tengo ideales”. “¿Por qué estoy luchando?”. “Quizá lucho por Tifa… o por Barret… o por toda la gente de los suburbios”. “No lucho por el planeta, eso son tonterías”.

Ya estaba casi arriba cuando se encontró a Jesse en el suelo. Estaba bocabajo. Le dio a vuelta y comprobó que estaba muerta. Con suerte sólo estaría inconsciente. “No hay tiempo”. Subió más rápido.
Un tiro alcanzó a Barret en la rodilla. No podía más. Caería escaleras abajo, pero Cloud estaba allí para sujetarle.

– ¡Ya era hora, novato! No te pago para que te pasees por los suburbios – Barret le guiñó el ojo, aunque su cara expresaba dolor, extenuación.
– Ya pasó todo, voy a acabar con todos ellos.

Cloud corrió hacia la plataforma que había justo debajo de la placa.

– ¡Eh! – Barret le gritó desde el suelo – Me alegro de que estés bien, Cloud.

Cloud asintió con la cabeza. Desenfundó su espada y se dispuso a acabar con todos.

Los soldados de Shin Ra caían irremediablemente en las garras del ex-SOLDADO. Unos salían despedidos hacia abajo, otros morían partidos en dos, otros perdían la cabeza. Cuando acabó con todos ellos inspeccionó el lugar. Había un puñado de explosivos rodeando la columna. Un panel lleno de botones parecía controlarlo todo.
“Odio los ordenadores…”.

No le dio tiempo a dar un paso más cuando un helicóptero de Shin Ra apareció bajo sus pies. Con una maniobra algo temeraria el helicóptero subió hasta arriba y de él saltó un hombre.
Llevaba un traje azul, con camisa blanca por fuera. Los botones más altos de la camisa estaban desabrochados. Era Leno.

– Veo que insistes en interponerte en el camino de Shin Ra S.A., traidor.
– Leno, largo tiempo sin vernos – Cloud miraba fijamente a los ojos azules de Leno.
– Lo siento, no te recuerdo – Leno echó mano de su vara metálica – Ve haciéndote a la idea, porque pronto no habrá nadie más que te recuerde.

Cloud sabía que aquélla no iba a ser una lucha corriente. Leno era un miembro de Los Turcos, el cuerpo de élite de Shin Ra S.A. Si los miembros de SOLDADO eran poderosos, Los Turcos lo eran mucho más. La única forma de ingresar en Los Turcos era matar a uno de sus miembros en un combate cuerpo a cuerpo. Ya era hora de comprobar cuán fuertes eran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: